martes, 2 de octubre de 2012

Soren Kierkegaard - Fragmentos de "El concepto de angustia"

Fragmentos de "El concepto de angustia"
por Soren Kierkegaard



"En una fábula de los hermanos Grimm se narra que un joven salió en busca de aventuras para aprender a sentir la angustia. Dejemos ir a ese aventurero sin preguntarle de qué modo podría toparse con lo terrible por el camino."



"Quisiera decir, sin embargo, que esto -el aprender a sentir angustia- es una aventura a través de la cual debe pasar cada hombre a fin de no caer en la perdición, o por no haber estado nunca angustiado o por hallarse inmerso en ella. Por el contrario, quien aprendió a sentir angustia en el modo justo, habrá aprendido lo más alto."



"Si el hombre fuese un animal o un ángel, no podría de ningún modo angustiarse. Puesto que es una síntesis puede angustiarse, y cuanto más profunda es la angustia, más grande es el hombre."



"No la angustia como los hombres suelen entenderla -es decir: la angustia que proviene del exterior, la que está fuera del hombre-, sino la angustia que él mismo produce."



"Solamente en este sentido cabe entender el relato del Evangelio, cuando dice que Cristo se sintió angustiado hasta la muerte, y también cuando Él le dice a Judas: Lo que tengas que hacer, hazlo pronto. Ni siquiera la terrible expresión de Cristo, que angustió al propio Lutero cuando predicaba sus palabras: ¡Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado!, ni siquiera estas palabras expresan tan fuertemente el padecimiento. En efecto, con las últimas se indica un estado en el que se halla Cristo; las primeras indican la relación con un estado que no es."



"La angustia es la posibilidad de la libertad; solamente esta angustia posee, mediante la fe, la capacidad de formar absolutamente, en cuanto destruye todas las perfecciones descubriendo todas sus ilusiones."



"Y ningún gran inquisidor tiene preparadas torturas tan terribles como la angustia, ningún espía sabe atacar con tanta astucia a la persona sospechosa en el momento preciso en que es más débil, ni sabe preparar tan bien los lazos para atraparla como sabe hacerlo la angustia; ningún juez, por sutil que sea, sabe interrogar tan a fondo al acusado como la angustia, que no lo deja escapar jamás, ni en la diversión, ni en el alboroto, ni en el trabajo, ni de día, ni de noche."



"Aquel que esté formado por la angustia estará formado mediante posibilidades; y sólo quien esté formado por la posibilidad estará formado según su infinidad. Por ello, la posibilidad es la más pesada de todas las categorías. A menudo, sin embargo, se escucha decir lo contrario: que la posibilidad es muy leve y la realidad muy pesada."



"Por lo general, la posibilidad de la que se dice que es tan leve se entiende como posibilidad de felicidad, de fortuna, etcétera. Pero ésta no es en absoluto la posibilidad; ésta es una invención falaz que los hombres, en su corrupción, colorean para tener al menos un pretexto para lamentarse de la vida y de la Providencia y para tener ocasión de darse importancia ante sus propios ojos."



"No: en la posibilidad todo es igualmente posible, y quien fue realmente educado mediante la posibilidad, ha comprendido tanto el lado terrible como el placentero. Si alguien sale de la escuela de las posibilidades sabiendo, mejor que un niño sabe el abecedario, que no puede pretender absolutamente nada de la vida y que el lado terrible, la perdición, el anonadamiento, habitan junto a cada hombre; y si ha sacado provecho de la experiencia de que la angustia, de la que él se angustiaba, lo asalta en el momento siguiente, entonces dará a la realidad otra explicación; exaltará la realidad, e incluso cuando ésta pese gravemente sobre él, recordará que ella es mucho más ligera de cuanto lo fue la posibilidad."

2 comentarios:

  1. diario DE UN SEDUCTOR . siempre LO VUELVO A LEER...

    ResponderEliminar